lunes, marzo 31, 2008

31 de Marzo


La nave surca el éter del sonido, y los túneles del espacio tiempo. La obra muerta cruje y sus quejidos suenan a triste bandoneón. Una frase se repite insistente en mi cabeza: no llores por mí, Procelosa Mar de las Ondas Hertzianas.
Este es nuestro portulano, hoy bastante rioplatense por activa y por pasiva:

Cuaderno de Bitácora del 31 de Marzo

Carta Sonora del 31 de Marzo

Libro Historia oculta de los años 50 (Manuel Espín)

Disco Maldito Tango (Melingo)

1 comentario:

The Industrial city dijo...

Gran descubrimiento!! me encanta vuestro programa, curiosamente mi blog trata sobre una ciudad imaginaria...
Un abrazo muy grande y gracias por vuestro trabajo...