miércoles, noviembre 15, 2006

15 de Noviembre

1 comentario:

Laíntxo dijo...

Violadores del Verso escupen en este disco como la primera vez. Su primera rima avisa que "Vivir para contarlo" es un volver a empezar (no como en la película de José Luis Garci, ojito).
Quizás por esa razón, alguna que otra cuchillada de este álbum nos deja una cicatriz Bufank, aquella formación funkorra, gamberra y adolescente con dosis de talento rebosantes como los vasos de litro de cerveza de sus propietarios en El Rollo de Zaragoza.
Pero que nadie espere de "Vivir para contarlo" un punto de inflexión, un cambio de trayectoria o de marcha de Violadores. ¿Para qué? ¿Por qué? ¿Alguien se imagina a AC/DC haciendo otra cosa que no sea AC/DC? Pues eso, que el ritmo sigue siendo gordo, las rimas duras (que cada cual ponga aquí su metáfora, pero me imagino la de la mayoría), la actitud desafiante y el acento baturro. A eso se le llama personalidad, pero si estuviésemos hablando de poesía, de arte o de literatura, quizás podríamos arriesgarnos a decir aquello de "tienen voz. Voz propia"... Y cuidado, que hay muchos poetas muertos que nunca la tuvieron. Y vivos, ni te cuento... En fin, no vayamos más allá. Terminemos diciendo que estamos ante un grandísimo disco de hip hop patrio capaz de provocar una herida mortal en la lista de ventas. Y es que los tiempos están cambiando, que decía aquel otro bardo, por eso, gritad conmigo:
It´s only hip hop, but I like it!