lunes, junio 23, 2008

23 de Junio

Hazte a la idea de que hoy navegaremos calles, en un círculo casi vicioso, sin salir de una sala. Así lo manifiestan las señales que los augures leen en el cielo y en la difusa línea del horizonte.
Seguiremos, de aquel modo errabundo, el siguiente portulano:

Cuaderno de Bitácora del 23 de Junio

Festival Las Noches Bárbaras 08

7 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Bárbaro!

Raúl dijo...

Os lo devistéis de pasar "bárbaro". Envidia la mía... y nada sana.

juanitosoy dijo...

Hola Raúl:
La verdad es que fue una noche bárbara e intensa... pasó mucha gente por el set de Radio3 y no paramos ni un segundo. Sólo una canción enlatada en tres horas de programa...
Es de agradecer el trabajo que hicieron los técnicos Pablo y Luis, y el resto del equipo de La Ciudad Invisible y de Radio3... tuvieron que cambiar el Set de la Azotea a la Cuarta Planta por las previsiones meteorológicas. Desmontar y montar todo de nuevo...
pero al final llovió y tronó para rematar la noche. Mereció la pena.
Una abrazo de otra "alma difusa"

juanitosoy dijo...

Gracias también, Anónimo!

El murmullo de las cucarachas dijo...

Las noches tambien pueden ser invisibles???...

fijo que siiiiiiii

saludosssssss y os dejo que os estoy escuchando con un rapero que suena muy guapamente!!!...

y despues..una horita de la salamandra!!!... eso del tener al Faraco en archivo.. molaaaaaa!!!...saludos tambien pa él..por si le veis!!!!

halaaaaaaaaaaaaa

Annabel M. Z. dijo...

Suele coincidir que estoy en el coche cuando emitis el programa, y quería felicitaros porque siempre lográis interesarme. Hasta mi hija de 6 años reconoce vuestro estilo y os identifica al escucharos.

Un saludo.

Annabel.

(de paso si queréis echar un vistazo a mi blog, para mí será un honor ;) )

juanitosoy dijo...

Hola al murmullo de las cucarachas y a Annabel:
Ante todo gracias por vuestros comentarios.
Cucarachero: La verdad es que esto de los archivos de mp3 es una delicia... y Carlos Faraco un regalo del dios de la radio a los hombres de buena voluntad. No me extraña que te guste salamandrear. Yo, como tampoco puedo evitarlo, he colgado alguno de sus cuentos en el podcast que tienes en la barra de la derecha... jejeje... por cierto hace unos días se presentó una salamandra en mi terraza. Y ahí sigue. Soy un hombre afortunado.

A Annabel:
Estoy encantado con eso de que tu hija se haya enganchado... tal y como aprendí de Alaska en la bola de cristal no hay nada como crear a los niños ciertas necesidades para poder vivir de ellos cuando sean mayores... JAJAJA!! es una broma, jejeje...
Por cierto, me han gustado mucho tus cerezas. Bien sabrosas y revitalizantes. Y la ilustradora me parece un verdadero hallazgo. Muchas gracias por compartir todo esto.

Hasta otra, amigos!!