martes, julio 22, 2008

22 de Julio

Para los hombres y mujeres de la radio resulta cuando menos paradójico pedir perdón por el silencio - aunque éste se dé sólo en la Procelosa Mar de Internet -, pero vaya por delante, para que no espante... aunque silenciar los espantos personales es más cosa de agradecer que de recriminar, os lo aseguro...
Sea como sea parece que aún no salimos de la tempestad, del maelstrom, o del huracán que bate el casco de la nave y nos zarandea como juguetes del dios de los mares, pero algo de luz se cuela entre las nubes. La travesía de hoy tratará de llevarnos a aguas más amables. Y, claro está, queremos que tú nos acompañes en esta singladura.
He aquí la carta de navegación:

Cuaderno de Bitácora del 22 de Julio

Carta Sonora del 22 de Julio

Disco Canto a Dios (Chucho Valdés)

Radioteatro Mi voz partida en dos (Antonio Serrano García)

6 comentarios:

damian dijo...

Un enorme saludo desde uno de los camarotes clandestinos de "La Pena Negra"
Capitán Chinaski

Raúl dijo...

Pues desde aquí, desde Benicássim, tenéis a un polizón dispuesto.
Saludos.

ero dijo...

Me encantó la piea de radio teatro y, además, le estais dando cancha tanto en el programa como en Radio3. y bienvenidos de nuevo al tormentoso mar de los tempestuosos bits

ToTo dijo...

Casualmente sintonice, y me gusto mucho tanto la entrevista a Chucho, como la obra de teatro. Todo empezó a ir mejor ese día.
¿Se podría volver a escuchar el programa de alguna forma?

Muchas gracias a los implicados!

Anónimo dijo...

A mí también me gustó mucho la obra. Me gustaría que la colgarais y poder escucharla de nuevo. Gracias.

blanca dijo...

¿¿¿¿Por qué se acaba la ciudad invisible???????? ¡¡¡¡ Mis tardes de trabajo serán una eterna pesadilla!!!!
Me gusta el modo en que a veces salta la lágrima al escuchar más detenidamente un trocito de ciudad...